martes, 26 de diciembre de 2017

Tarot Egipcio: El Labrador

El tarot egipcio cuenta con una gran simbología que hay que conocer bien para saber analizar el significado de las cartas. Hoy vamos a ver en qué consiste El Labrador, el Arcano Menor número 23. 

Tarot Egipcio: El Labrador

Simbología del Labrador

En la parte superior encontramos la letra hebrea Tav, que se corresponde con la letra latina T y junto con el fondo de color azul simboliza la ilusión y la profundidad del mundo inmaterial. En la parte central encontramos el símbolo del espacio cubierto, representación del hogar. 

Justo debajo aparece un ave, una grulla, en el agujero de un arco. Esta parte de la carta es la representación de la protección y la felicidad. Se trata de la victoria sobre las dificultades. La grulla simboliza el ascenso espiritual y las lealtades. También augura una etapa de prosperidad y buena fortuna. 

La figura central de la carta es un labrador que se encuentra abriendo la tierra, dirigiendo el arado. El arado se encuentra formado por dos bueyes, que son el símbolo del esfuerzo y la energía. Debajo de esta figura tan importante encontramos el símbolo del Dios Atén. Ésta es la fuerza vital y creadora del universo 

Posición Normal del Labrador 

El Labrador representa al hombre trabajador que se esfuerza. Básicamente nos habla de la virtud de conseguir la autorrealización a través del trabajo y el esfuerzo. Es la aplicación de todo lo aprendido, la experiencia puesta al servicio del desarrollo personal. 

La imagen en conjunto nos habla de la prosperidad, la protección, el crecimiento personal… Es la clara representación de “recogerás aquello que siembres”. 

Si esta carta nos aparece de derecho durante la tirada de las cartas, nos está hablando de una persona que se sacrifica y esfuerza muchísimo. Habla de la paciencia y la constancia. En el terreno sentimental estaremos ante una persona que se esfuerza para que su relación funcione, y lo consigue. Muestra todo aquello que podemos conseguir si realmente nos lo proponemos. 

Nos augura una época de sacrificio, paciencia y constancia que nos dará como resultado una relación totalmente fructífera. También nos augura una increíble situación laboral con grandes beneficios económicos. Debemos trabajar duro para conseguir llegar a dónde queremos. Pero llegaremos, porque todo el que siembra recoge y tendremos un gran éxito si cosechamos el trabajo. Predice una gran inyección económica como resultado de la mejora de nuestro trabajo. 

Posición Invertida del Labrador 

Sin embargo, si esta carta aparece del revés, nos muestra a una persona incapaz de conseguir todo lo que se propone. A pesar de los esfuerzos y de todo el trabajo cosechado, estaríamos ante una persona que es incapaz de llegar a conseguir lo que quiere. 

Augura una mala situación sentimental. Por más que lo intentemos, no conseguimos superar los problemas que encontramos. Estamos ante personas inestables con malas reacciones. Ruptura, separación y divorcio. 

También nos avisa de una mala situación laboral, la pérdida del trabajo o un nuevo jefe con el que no nos entendemos. Aunque queramos destacar en este terreno, no lo conseguimos. Es una situación complicada y debemos ser capaces de superar las adversidades. Augura despido. Además, también nos muestra una mala situación económica a raíz de la pérdida del empleo.


Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente

¿Te gustaría conseguir rituales, velas, piedrás mágicas o cualquier otro producto esotérico?
¡Visita mi tienda!

Tienda Esotérica de Fátima Molina