sábado, 12 de agosto de 2017

Piedras Mágicas: Fluorita

La Fluorita es un mineral que forma cristales en colores azul, violeta, verde, rosado, amarillo, magenta, rojo y transparente. Está formada por calcio y flúor. Es considerada una piedra multidimensional ya que tiene la capacidad de armonizar los logros de la mente con los del espíritu. 

Los colores de la Fluorita representan a los chakras y las conciencias más elevadas. Es una piedra muy útil para desarrollar la capacidad de concentración, por ello es que esta piedra es muy recomendable para estudiantes, ya que su uso continuado regula nuestro lado más intelectual.

Piedras Mágicas: Fluorita

Se considera que esta piedra no es terrestre sino que ha sido entregada a la humanidad por los armonizadores universales. Esta piedra estuvo muy de moda en la época victoriana. Dentro del área de la meditación, la Fluorita es considerada la piedra del tercer ojo. Esto hace que sea posible acceder a los estados más elevados de la mente debido a la gran intensidad de sus vibraciones. 

Propiedades Mágicas de la Fluorita 

Usada de forma correcta, la Fluorita puede ayudarnos a convertir el acto de la meditación en una experiencia trascendental, lo que hace que lleguemos a alcanzar una comprensión profunda de nosotros mismos. También nos ayuda a traer orden a nuestro sistema, no solo a nivel físico, sino también emocional, intelectual y espiritual. 

Es conocida como ‘La piedra de los Genios’, ya que aumenta nuestra corriente cerebral y hace progresar nuestra mente. También trae consigo la energía de la responsabilidad e incrementa nuestro poder de concentración y nos ayuda a apreciar la verdad de las cosas, a distinguirlo de las simples ilusiones. 

La Fluorita también ha sido utilizada para tratar diferentes enfermedades y trastornos mentales ya que incrementa la carga eléctrica de las células cerebrales y nos manda una mayor cantidad de energía al cerebro, por lo que ha sido utilizada en cuadros de neurosis graves y también en psicopatías. Pero también es utilizada para curar enfermedades a nivel físico. Por ejemplo, se usa para tratar las gripes, resfriados o virus. También ha sido utilizada en caso de infección así como para tratar ciertos tumores cuando se encuentran en las primeras fases. 

  • La Fluorita azul te ayuda a desarrollar y mantener en orden la mente. Además nos lleva a calmarnos y es un mineral maravilloso para estimular la comunicación. También es utilizada para tratar enfermedades de los ojos, nasales, de oído y garganta.
  • La Fluorita transparente estimula el chakra de la corona y aclara y energiza el aura. Se utiliza para crear armonía entre el cuerpo y la mente, así como para alinear todos nuestros chakras. Es buena para enfermedades de la vista, ayudándonos a ver con más claridad.
  • La Fluorita verde es la más recomendada para limpiar los chakras. También es perfecta para ayudarnos a librarnos de ciertos traumas emocionales y eliminar la negatividad de nuestra vida. Permite curar las enfermedades relacionadas con el estómago.
  • La Fluorita violeta es la piedra del tercer ojo que ayuda a traer la racionalidad a nuestra vida. También impulsa el desarrollo espiritual de la mente y del ser. Es muy utilizada para tratar las enfermedades de los huesos. 
  • La Fluorita amarilla lleva a desarrollar la creatividad y también al trabajo en equipo. Es utilizada para tratar problemas de hígado y de colesterol.
  • La Fluorita Rosa sirve para calmar nuestras emociones y sensaciones. Alivia el dolor y trae tranquilidad al alma. Fomenta el amor verdadero y es usada para curar la fiebre y dolencias de corazón. 

La Fluorita es ideal para los signos: Géminis, Cáncer, Piscis, Escorpio, Tauro, Virgo, Capricornio y Acuario.



Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente

¿Te gustaría conseguir rituales, velas, piedrás mágicas o cualquier otro producto esotérico?
¡Visita mi tienda!

Tienda Esotérica de Fátima Molina