miércoles, 5 de julio de 2017

Tarot Marsella: Caballo de Bastos

El caballo de bastos es una carta muy importante dentro del Tarot y según cómo nos aparezca tendrá un significado u otro. Su aspecto es elegante: se trata de un joven montado en un caballo blanco. El elemento que sostiene simboliza la lucha y la guerra dentro de nuestras vidas cotidianas.

El joven que representa la carta suele ser rubio o pelirrojo, elegante, sobre un caballo blanco que se encuentra cubierto por una capa que casi roza el suelo. El hombre tiene una postura recta, mostrando un aspecto seguro y combatiente, luchador. Sus ropajes son de color azul, rojo y amarillo. Aparece con un gran sombrero que le aporta un aspecto poderoso y decidido. La vara que sostiene aparece desde su cintura y sobrepasa su sombrero. Este aspecto simboliza la lucha y la guerra, el poder que posee. El caballo aparece sobre unas tierras amarillas de las que salen algunas hojas verdes.

Tanto el caballo como el joven guerrero tienen su propio significado, que acaba enlazándose para darnos una representación de nuestra situación. El caballo suele anunciar movimiento, cambio... un desplazamiento. El hombre se muestra combatiente y seguro de sí mismo. Simboliza el pensamiento de conquista. Tiene claro sus objetivos y lucha para conseguirlos.

Tarot Marsella: Caballo de Bastos

Ahora bien, esta carta en el Tarot de Marsella posee dos significados realmente distintos. Es siempre una carta rápida, de transformación y de alejamiento repentino. Es positiva en cuanto al palo, pero variable en relación con la figura. Representa la impaciencia y las ganas de vivir. El significado dependerá de cómo aparezca la carta: del derecho o del revés.

Posición Normal del Caballo de Bastos

Si la carta aparece del derecho representa una partida repentina pero bien aceptada. Como explicamos anteriormente, el caballo simboliza el movimiento, un desplazamiento y el hombre que lo monta simboliza el pensamiento de conquista y lucha. Por ello, esta partida es bien aceptada y positiva. Puede significar una mudanza, quizás un cambio de país o de ciudad. Se trata de un cambio positivo y repentino. Con este desplazamiento, nos encontraremos con situaciones que habíamos estado deseando. El cambio que necesitaba nuestra vida para ser completa y realizada. Las vemos, luchamos y las conquistamos para conseguir un porvenir mejor. Esto no significa que sea una mudanza permanente. Puede entenderse como un viaje o un desplazamiento por trabajo. En cuanto a lo personal, la aparición de esta carta nos augura como personas creativas, con liderazgo, fuerza interior, enérgicas y honradas.

Si esta carta te aparece del derecho, tiene muchísimos significados positivos y enriquecedores, ya sea en tu vida laboral o en tu vida personal. Pero si la carta aparece acompañada de otras cartas negativas, disminuye su significado positivo, dando paso al aprovechamiento inadecuado de las decisiones: débil, perezoso y poco honrado.

Posición Invertida del Caballo de Bastos

Si la carta nos aparece del revés, su significado cambia totalmente. Hablaríamos entonces de una persona inestable e imprevisible. Dentro de este aspecto, encontramos dos interpretaciones distintas. El primero, una persona violenta y desagradable. Crea situaciones incómodas y provoca pequeños enfrentamientos. Esto puede desencadenar la pérdida de trabajo ya que se trata de una persona con exceso de ego. El segundo significado simboliza la ruptura y la inseguridad. Una persona en la que no se puede confiar.

Si te ha aparecido esta carta del derecho, aprovecha todas las oportunidades que simboliza. Si por el contrario, la carta ha aparecido del revés, cuídate de ciertas personas o compañías.

Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente

¿Te gustaría conseguir rituales, velas, piedrás mágicas o cualquier otro producto esotérico?
¡Visita mi tienda!

Tienda Esotérica de Fátima Molina