martes, 6 de junio de 2017

La Magia de los Inciensos: Lavanda

Lavanda es una planta de color violeta. Es de tipo perenne con tallos que forma cuadrangular. Tiende a ser muy foliosa en la parte inferior de la misma. Sus hojas son anchas, elípticas y dentadas. Las lavandas destacan con tan solo mirarlas. Su color es extremadamente bonito y relajante. Se utilizan mucho para la decoración. Pero otro de sus grandes usos es el incienso. Son plantas idóneas para ser quemadas. Primero porque desprenden un olor muy agradable. Y en segundo lugar porque contienen muchas propiedades mágicas que se intensifican con el incienso.


Historia del Incienso de Lavanda

Desde hace muchos años, esta planta estaba presente en la mente de otros los cultivadores. Su color y belleza no pasa desapercibida para nadie. Se solían sembrar para aportar vida a los jardines y a las casas. Es una planta más bien de la época de primavera y verano. Resiste a las altas temperaturas.
Pero el incienso de lavanda llegó varios años después. Esta planta desprende un olor muy agradable. Por eso, se comenzó a utilizar para apaciguar los malos olores. Se hacía el incienso y toda la estancia adquiría un buen olor. Pero rápidamente se percataron que cada vez que se llevaba a cabo este acto, lavanda generaba unos sentimientos muy relajados en las personas.

Propiedades Mágicas del Incienso de Lavanda

La lavanda es una planta con un gran poder de revitalización. Ayuda a mejorar el estado de ánimo de las personas y a hacer que sientan pasión por su vida. Es como si les despertase de su regazo. Por este motivo, es un gran remedio para el éxito a nivel psíquico. También favorece la tranquilidad, y reduce los estados de estrés.

El incienso de lavanda lleva consigo una gran fuerza que ayuda a depurar el alma. También recoge toda la información del entorno para trasladarla a lo más profundo de la persona, en busca de conexiones y de la expansión. Establece el deseo de recorrer mundo y conocer nuevos lugares, es decir, crear un sentimiento de motivación e interés por las cosas. Pero el incienso de lavanda no solo ayuda en los viajes, también en el entendimiento, el crecimiento, el movimiento, la fuerza, la sabiduría, la actividad, etc. Es decir, es un revitalizador en todos los sentidos.

Magia de los Inciendos: Lavanda

Por otro lado, despierta las ganas de lucha. Es muy utilizado en competiciones o en situaciones donde es necesario destacar por encima del otro, como pueden ser las entrevistas. Es una competición sana pero en la que la persona busca su éxito, porque sabe que no debe tirar la toalla.

Otra de las cualidades del incienso de esta planta es la depuración del egoísmo. Acaba con todos los actos de venganza o de superioridad. Está relacionado con lo anterior. Busca el éxito de la persona pero sin llegar a pisar al prójimo. Es una lucha sana.

Por último, el incienso de lavanda reduce la ansiedad. Se han hecho varios estudios con esta sustancia y los resultados son siempre los mismos: calmar el sistema nervioso. Tiene un gran efecto relajante, pero también ayuda a que la persona entienda por qué debe relajarse.
 
Incienso Lavanda

Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente

¿Te gustaría conseguir rituales, velas, piedrás mágicas o cualquier otro producto esotérico?
¡Visita mi tienda!

Tienda Esotérica de Fátima Molina