viernes, 21 de abril de 2017

Ritual para el Día de la Madre

Como se suele decir “madre no hay más que una”. El amor y el cariño que aporta una madre no lo hace nadie más. Cuando perdemos a nuestra madre, se tenga la edad que se tenga, es como que una parte de nosotros se nos va con ella. Existe un vínculo especial muy fuerte entre una madre y un hijo. Permanecer durante nueve meses en el interior del vientre, estar alimentado por ella durante ese tiempo, el proceso de lactancia una vez se nace, los primeros brazos que nos acogen… son muchas las razones por las que estamos unidos a nuestras madres.

Ritual para el Día de la Madre

El día que dedicados a las madres siempre es el primero domingo del mes de mayo. Es un día en el que demostramos el amor que tenemos a nuestras madres, cuando somos pequeños les hacemos regalos hechos por nosotros…  y no deberíamos perder esa tradición de celebrar un día tan especial para la persona que nos ha dado la vida.

Por ello, puedes hacer un ritual en el día de la madre, para pedir por la salud de tu madre, su felicidad y su paz.

Como realizar el Ritual para el Dia de la Madre

Para ello, debes organizar todo la noche anterior, es decir, la noche del sábado al domingo en el que se celebra este día. Al caer la oscuridad, coloca en un altar o en una mesa de tu casa una fotografía de tu madre lo más actual posible, un incienso de sándalo, dos rosas rojas, una cinta verde y tres velas: un blanca, una roja y una naranja. Lo primero que debes hacer es colocar las tres velas. La blanca debe estar en el centro, y la roja y la naranja, una a cada lado. En el centro de la mesa o altar deberás colocar la fotografía de tu madre.

Ritual para el Día de la Madre

A continuación, enciende las velas y el incienso de sándalo. Lo siguiente que debes hacer es colocar las dos rosas rojas justo encima de la fotografía, pero enfrentadas, es decir, como mirándose. De manera que las flores queden en el centro de la foto y se estén como besando, y los tallos queden uno a cada lado.

Concéntrate por unos minutos extendiendo tus manos para captar la energía de todos los elementos. Dedica un tiempo a pensar en tu madre, en cómo es, en lo que te ha dado a lo largo de su vida, y cómo te gustaría agradecerle todo lo que ha hecho por ti. Recrea imágenes de los dos juntos a lo largo de vuestra vida en tu mente, no tengas prisa en esta parte. Procura concentrar tus energías y buenas vibraciones en el ritual. Puedes poner un poco de música relajante, que te recuerde a tu infancia. Cuando estés realmente concentrado y con todo tu ser implicado en el conjuro, coge la cinta roja y amarra la fotografía de tu madre junto a las dos rosas rojas. Apriétalo fuerte contra tu pecho, y vuélvelo a dejar en la mesa.

Deja que las velas y el incienso se consuman por sí solos. Al día siguiente, deshaz el lazo y guárdalo siempre contigo, puedes ponértelo en la muñeca, por ejemplo. Deberás darle una de las rosas a su madre y quedarte la otra tú. Colócala en un sitio visible.

Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente

¿Te gustaría conseguir rituales, velas, piedrás mágicas o cualquier otro producto esotérico?
¡Visita mi tienda!

Tienda Esotérica de Fátima Molina