miércoles, 15 de febrero de 2017

Plantas Mágicas: Espino

El espino es un arbusto con ramas espinosas, que da lugar a flores blancas y de muy buen olor. Su fruto es el ovoide. Todos los espinos presentan una gran belleza a la vista, pero el espino blanco es el más popular por sus cualidades. Sus flores tienen una belleza extraordinaria, que se enclavan firmemente entre las espinas grandes. Este espino representa el equilibrio y la dualidad.


Planta Mágica: Espino

Historia del Espino

Los celtas y los druidas fueron los primeros individuos en comenzar a utilizar las propiedades del espino. En este caso, utilizaban esta planta mágica para mejorar su salud, a nivel interno y externo. Mejora el funcionamiento del organismo a la vez que fortalecía la apariencia y físico. Los herreros, por su parte, utilizaban espino en sus fraguas ya que de esta forma eran más fuertes.

Creía la existencia de que el espino estaba impregnado de energía. Una energía relacionada con la fertilidad y asociada a los aspectos y virtudes de la diosa femenina, que era madre soltera y bruja. Como ya hemos dicho, el espino blanco representa la dualidad. Para los chinos era un sinónimo del ying y del yang. Te aportaba beneficios pero también había que saber manejarlo y utilizarlo para que el espino no se volviese en tu contra.

Por otro lado, los celtas detectaron que el espino tenía el poder del equilibrio. Conseguía equilibrar los aspectos del bien y del mal. No los eliminaba, el espino los considera necesarios para establecer este equilibrio. Por ello, representaban al espino blanco en toda su totalidad, con su diversidad y propiedades. Para ellos el espino era el símbolo de la unión de los polos opuestos, el punto donde ambas realidades se juntan y se entremezclan.

Cualidades y utilidades del Espino

El espino blanco se utiliza como protector contra el mal. A diferencia de otras plantas mágicas, el espino no potencia el valor de las energías positivas. Su función se centra en inactivar el mal mediante el equilibrio, como hemos comentado anteriormente. Protege de la llegada de los malos espíritus. Para ello, se deben colocar ramas de espino en las puertas o ventanas. También se suelen colocar ramas en la cuna de los bebés.


Planta Mágica: Espino


Por otro lado, el espino blanco garantiza prosperidad. Al no permitir que el ying o el yang estén por encima del otro, no existen peligros que impidan una vida longeva. Además, esto se potencia con el alejamiento de los malos presagios. En este caso, es necesario bañarse de vez en cuando en una bañera impregnada del poder del espino blanco, se introducirán en el agua varias ramas de esta planta mágica.

El espino también se utiliza como calmante del sistema nervioso. Es capaz de reducir los nervios, el estrés y las alteraciones emocionales. Para ello, hay que hacer una infusión con ramas de espino. Una vez el líquido entre en contacto con nuestro sistema, nos tranquilizaremos. Esto nos permite, a su vez, pensar con calma y llegar a conclusiones más certeras.

Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente

¿Te gustaría conseguir rituales, velas, piedrás mágicas o cualquier otro producto esotérico?
¡Visita mi tienda!

Tienda Esotérica de Fátima Molina