miércoles, 8 de febrero de 2017

La Magia de los Inciensos: Ginseng

El ginseng es el nombre que se utiliza para denominar a las plantas panacea (panax). Se tratan de plantas herbáceas, de pequeño tamaño, que proceden de la familia de las Araliáceas. Son plantas que crecen en ambientes montañosos, húmedas y de poca luz. Sus flores tienen un color púrpura muy característico. El ginseng puede llevar a vivir durante 10 años, recolectándose a los 3 o 6 años desde su cultivo.



Historia del ginseng

El ginseng tiene su origen en China y Corea, de más de mil años de historia. Estas civilizaciones consideraban al ginseng como una planta sagrada. Solo estaba disponible para las clases altas de la sociedad. Uno de los trabajos más llamativos en aquella época era la búsqueda de raíces de ginseng. Tenían que buscar en bosques. Las personas encargadas de ello eran honestas, a fin de que no se quedasen ellos mismos con el ginseng antes de entregárselo a sus superiores. Se agrupaban en grupos de 3 o 4 hombres a fin de ser más efectivos y de detectar si había un traidor entre ellos. Pero la dificultad de encontrarla era máxima. Por ello, un emperador chino decidió cultivarla él mismo, a sabiendas de los grandes beneficios que le aportaría. Y así hizo.

A partir de ese instante, el resto de emperadores y altos cargos se hicieron eco de cómo cultivar esta maravillosa planta. Siguieron los mismos procesos, que han llegado a nuestros días. La forma en que más propiedades aporta el ginseng es quemado, es decir, su incienso. Este descubrimiento no se produjo hasta años después, cuando se buscaba reinventar el uso del ginseng. A día de hoy, el incienso de ginseng es popularmente conocido.

Propiedades del ginseng

Según la tradición china, si consumimos ginseng de forma habitual podemos alcanzar los 100 años de vida. Es decir, el ginseng tiene la propiedad de la longevidad. Ayuda a que las células no envejezcan tan rápidamente y aporta la energía habitual de la gente más joven. Esta lucha contra el envejecimiento está relacionada con su propiedad de mejorar el sistema inmune y la memoria. De esta forma, las personas se benefician de una mejor calidad de vida y bienestar.



El incienso de ginseng mejora el sistema inmunológico. Mejora las defensas contra los agentes tóxicos externos, reduciendo la aparición de virus o enfermedades. De la misma forma, tienen excelentes efectos sobre el sistema cardiovascular. El ginseng es capaz de reducir la presión arterial y el nivel de la frecuencia cardiaca. Y todo ello con tan solo quemar la planta.

Otra de sus propiedades es la lucha contra el estrés. El ginseng es capaz de calmar la mente y el alma. Su olor entra por las fosas nasales y llega a la parte del cerebro encargada de controlar los estados anímicos. Produce una completa relajación de todo el sistema. Esto provoca a su vez la carga de energía. Las personas aumentan sus fuerzas y vitalidad.

El ginseng también aumenta el rendimiento mental. Es eficaz para la memoria y los sobresfuerzos mentales. La memoria está relacionada con la concentración. Gracias a esta propiedad, se reducen los casos de alzhéimer.

Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente

¿Te gustaría conseguir rituales, velas, piedrás mágicas o cualquier otro producto esotérico?
¡Visita mi tienda!

Tienda Esotérica de Fátima Molina