miércoles, 28 de diciembre de 2016

Piedras Mágicas: Ópalo

La palabra ópalo significa en sí misma piedra preciosa. Por ello, se le llamó de esta forma a la piedra que conocemos comúnmente como Ópalo. Se trata de una variedad del cuarzo. Destaca por su dureza, su brillo y sus diversos colores. Lo característico es que podemos encontrar varios tipos de ópalo, traslúcidos u opacos. De esta forma podemos diferenciar: ópalo de fuego, ópalo precioso, ópalo leñoso, ópalo común, prasópalo, etc.

Piedras Mágicas: Ópalo

Historia del ópalo

Los primeros conocimientos que se tienen sobre esta piedra mágica datan del año 250 a.C. Es una piedra muy antigua que ha estado presente entre la humanidad desde hace siglos. Pero nadie se percató de sus propiedades hasta que no lo hizo el propio emperador romano Constantino. Al ser una piedra preciosa, se colocó en la corona de Constantino para que brillase por sí sola y aportase belleza. Un día estaba el emperador quitándose su ornamenta cuando se percató de esta piedra mágica brillaba en la oscuridad.

Rápidamente dio a conocer el hallazgo. Consideraban que esa luz era sinónimo de protección, en este caso de protección hacia la autoridad imperial para salvaguardar su vida. Cuando la piedra se encendía, era una señal de peligro. Más adelante, la leyenda cuenta que una de las propiedades más destacadas del ópalo era que conseguía hacer invisibles a las personas. Siempre relacionado con la protección. Es por ello que era un bien muy preciado por los altos cargos y por los ladrones.

Piedras Mágicas: Ópalo

Propiedades mágicas del ópalo

Como hemos venido diciendo, el ópalo otorga protección. No es una piedra que nos haga ser invisibles como apuntaban en la Antigüedad. La clave del ópalo es que nos avisa de los futuros problemas, por lo que nos da tiempo a reaccionar y a poder buscar alternativas para solventarlos. Nos permite anticiparnos a las situaciones. En este sentido, potencia la intuición.

Por otro lado, esta piedra mágica es utilizada para aumentar el sentimiento de esperanza. Se considera que no se puede tener suerte en esta vida si antes no hay una pizca de esperanza. Son dos consecuencias que van relacionadas. Por ello, las personas que han perdido la fe, tienen que buscar nuevos motivos para seguir confiando.

El ópalo tiene la capacidad de aclarar la mente. Ayuda a despejar los pensamientos negativos para dejar paso a los puros. Esto permite que las personas sean más conscientes de lo que hay, porque no hay nada que les pueda nublar la vista. Esto también tiene como consecuencia una mayor fortaleza del pensamiento. 

En relación a lo anterior, esta piedra mágica aporta serenidad. Una vez se han ido los malos pensamientos y las negatividades, nos percatamos de que nuestra situación no es tan mala como parece. Esto nos ayuda a tranquilizarnos y a percatarnos de que todo tiene solución.

Por último, el ópalo es utilizado en infinidad de rituales mágicos para evitar las acciones insensatas. Cuando estamos bloqueados o no podemos pensar con claridad, es muy habitual que actuemos sin una pizca de razón. El ópalo al aclarar la mente permite, a su vez, que tengamos la capacidad de razonar todo aquello que hacemos.


Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente

¿Te gustaría conseguir rituales, velas, piedrás mágicas o cualquier otro producto esotérico?
¡Visita mi tienda!

Tienda Esotérica de Fátima Molina