martes, 21 de junio de 2016

Calendario Mágico: Solsticio de Verano

El Solsticio de verano marca el inicio del verano en cada hemisferio, norte y sur. Este fenómeno ocurre cuando el semieje de un planeta está más inclinado hacía la estrella de su órbita. Ocurre dos veces al año que es cuando el Sol alcanza su posición más alta en el cielo.

En cuanto a las fechas, el solsticio de verano ocurre el 21 de diciembre en el hemisferio sur, cuando el Sol pasa por el trópico de Capricornio, y el 21 de junio en el hemisferio norte cuando el Sol está en el trópico de Cáncer. El día en que se produce el solsticio de verano representa el mayor periodo de luz, es decir, es el día más largo de todo el año. Existe una excepción en las regiones polares en las cuales la luz del día es constante.





El trópico de Cáncer y el trópico de Capricornio son las dos líneas imaginarias de la Tierra sobre la que los rayos del Sol están totalmente en posición vertical en el momento en que se produce el solsticio de verano.

Historia del solsticio de verano

Durante la prehistoria, el verano era la estación más esperada y alegre del año para aquellas personas que vivían en latitudes septentrionales. Durante esta época se disfrutaba del buen tiempo, el florecimiento de las flores, la cosecha de las hierbas y la facilidad de encontrar comida.

El solsticio de verano era el mejor momento para la celebración de bodas debido a que creían que la gran unión sexual entre Dios y la Diosa se producía durante este día. Por ello, el mes de junio es el favorito de muchas parejas para convertir en marido y mujer. Además, en algunas tradiciones los recién casados eran obsequiados con bebidas de miel con el fin de fomentar el amor y la fertilidad.

En China se hacía una ceremonia en torno al solsticio de verano celebrando la feminidad, las fuerzas del yin y la Tierra. En Palestina, por su parte, disponen de un templo del sol, que es la habitación más espaciosa de las ruinas de Qumrán. Durante el solsticio de verano, los rayos del sol se reflejan en 286 grados sobre el eje longitudinal del edificio, consiguiendo una perfecta iluminación.


Solsticio de Verano


En el norte de Europa, las antiguas tribus eslavas, germánicas y celtas celebraban el solsticio de verano con el encendimiento de hogueras. Creaba una celebración entorno al fuego y la magia del amor. Las parejas deberían saltar sobre las llamas de las hogueras lo más alto que pudiesen ya que decían que los cultivos crecerían tan altos como hubiese sido el salto.

Las hogueras también generaban lo que denominaban magia simpática. Era un impulso para que la energía del sol se mantuviese viva y en lo alto durante toda la temporada del crecimiento de los cultivos.

Ritual en el solsticio de verano

Antes de comenzar el ritual, es preciso purificarnos. Para ello, cogeremos un vaso y lo llenaremos de agua y nos concentremos en él para que esa agua absorba todas las energías negativas y las impurezas del alma. Después echaremos el agua por el desagüe, para que esté lejos de nosotros. Una vez limpios, es hora de alimentar la energía del solsticio de verano. Cogeremos hierbas aromáticas y un papel donde habremos escrito todo aquello que queremos que se aleje de nuestras vidas, y lo quemaremos. Podemos usar hogueras o velas mágicas. Luego saltaremos por encima del fuego, sin quemarnos. Deberemos hacerlo solo una vez.

Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente

¿Te gustaría conseguir rituales, velas, piedrás mágicas o cualquier otro producto esotérico?
¡Visita mi tienda!

Tienda Esotérica de Fátima Molina