viernes, 6 de mayo de 2016

Ritual de Protección

Hay momentos en la vida en los que nos encontramos más vulnerables e inseguros, más sensibles ante las adversidades, más indefensos. Puede que te encuentres en una situación así, en la que parece que todo tu alrededor te afecta, te sientes solo/a, y la energía negativa te afecta dando lugar a episodios desagradables en tu vida. Necesitas sentirte protegido/a, y no encuentras la manera de sentirte a salvo.

Todo ello puede deberse a que tengas energía negativa a tu alrededor, hayas tenido recientemente un problema de salud que te hace estar más vulnerable o hay falta de armonía en tu hogar y eso te afecta a tu estado emocional.

Ritual de Protección

Para ello, puedes realizar un ritual de protección, de manera que crees un escudo a las malas energías y a la negatividad, y se cree un clima de armonía y positivismo en tu vida, que te de fuerzas para enfrentarte al mundo y te sientas protegido/a.

¿Que rituales son efectivos para la protección?

Uno de los rituales que puedes realizar se utiliza para proteger tu hogar de las malas energías y atraer la concordia. Para ello, necesitarás sal marina, que puedes encontrar en cualquier supermercado.

Llena cuatro recipientes con un puñado de sal, e introduce en cada uno unas gotas de esencia de eucalipto. Coloca cada uno de los recipientes en las cuatro esquinas más separados de tu casa. Abre todas las puertas y ventanas de tu hogar que entre la luz. A continuación, coloca en una mesa una piedra pirita, que aporta fuerza y protege de la mala energía. Al lado, enciende una vela blanca, y pronuncia las siguientes palabras en voz alta: “Sólo luz divina, amor, paz y fortuna entran en este hogar y permanecen en él, guardándonos y protegiéndonos en cada momento”. Concéntrate durante unos minutos y apaga la vela, guarda la pirita en un lugar que puedas llevar siempre contigo, como el bolso, el monedero, etc. cierra las ventanas y vierte todo el contenido de los recipientes en la bañera o ducha y termina dándote un baño con ello. Si no puede ser un baño, al menos frota tu cuerpo con todo y aclárate. Verás como empezarás a sentirte protegido/a y en paz.  La energía mala se habrá ido por  las ventanas y la vela blanca habrá atraído todo lo positivo a tu hogar, para que estés protegido/a ante las adversidades.

Ritual de Protección

Si quieres realizar un ritual de protección cuando llegas a vivir a una casa nueva, deberás colocar una vela blanca en cada una de las habitaciones. Con las ventanas cerradas, a continuación, unge tus manos con esencia de mandarina, y esparce por el suelo de toda la casa pétalos de rosa blanca. Enciende un incienso de eucalipto, y pronuncia en voz alta la siguiente oración: “Yo (dices tu nombre), me dirijo a ti, guardián de esta casa para pedirte permiso para habitarla y que veles por mi (o nuestra, si vas a vivir con familia) armonía y paz y que las anteriores energías negativas se desvanezcan”. Por último abre las ventanas durante cinco minutos y recoge los pétalos. La vela y el incienso deben dejarse consumir antes de retirarlos.

Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente