sábado, 28 de mayo de 2016

Piedra Mágica: Ónice

El ónice es un mineral considerado como piedra semipreciosa. Está compuesto por sílice, es decir, óxido de silicio. Se caracteriza por su color negro brillante, siendo la versión más destacada ya que también se puede encontrar en otros colores. El ónice negro es el que posee poderes curativos y mágicos.

La palabra ónice procede del griego “onux” que significa uña. Según la mitología antigua, Cupido cortó las uñas a la diosa Venus, las cuales cayeron sobre la arena y se convirtieron en piedras. En la antigua Roma, este término se empleaba para referirse a las piedras de color negro y, en su caso, marrones oscuras ya que son las que más beneficios aportan a quienes las poseen.

Piedra Mágica: Ónice

Poderes mágicos del ónice

Esta piedra mágica posee propiedades relacionadas con la fuerza, la resistencia y el autocontrol. Estos términos están referidos al poder de la mente no a las cualidades físicas. Ayuda a hacernos fuertes ante las adversidades, afrontándolas y buscando las alternativas más eficaces para superarlas. Cada experiencia nos hace más fuerte. El ónice establece una conexión especial con la tierra que provoca que las personas se beneficien de unos pensamientos más razonables y poderosos y que estas personas sean capaces de centrarse en lo verdaderamente importante. No permite que la mente se desconcentre de su punto principal.

También es una gran piedra mágica para que las personas se desprendan de los pensamientos y emociones negativas. Ayuda a salir del pozo en el que se han metido y ver la luz al final del túnel. Acaba con los sentimientos de culpa, la depresión, la angustia y los malos hábitos. También es utilizada para saber qué entorno y personas nos conviene que estén a nuestro alrededor.

Esta piedra mágica se utiliza para la meditación. La persona debe conectarse con su interior y comprender sus comportamientos y actitudes de un modo más espiritual. Todo está relacionado y las personas comienzan a comprender el por qué y la fuerza de esas conexiones. Crea un equilibrio entre la mente y el corazón.

Piedra Mágica: Ónice


Otra propiedad está relacionada con el amor, ya lo adelantábamos con la leyenda de Cupido. Ese acto de generosidad y amabilidad ha sido acumulado dentro del ónice para aportar a las personas actitudes solidarias y de cortesía. Estos comportamientos acaban en relaciones sentimentales fuertes, que son difíciles de romper. Es un sentimiento puro en el que importa más la otra persona que uno mismo. Siempre se mira por el otro y en este tipo de relaciones no tiene cabida el egoísmo o la envidia, todo lo contrario.

Rituales con ónice

Un ritual para potenciar la meditación, el equilibrio emocional o la resistencia personal es realizar baños con ónice. En estos casos, deberemos llenar una bañera con agua salada e introducir varias piedras mágicas de ónice. Luego nos introduciremos dentro del agua a la vez que encendemos velas mágicas alrededor de la bañera. Una vez salgamos del agua, apagaremos las velas con un pañuelo, el cual sumergiremos debajo del agua y con el que envolveremos los ónices. Crearemos un pequeño saquito que irá con nosotros allá donde vayamos.

Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente