sábado, 7 de mayo de 2016

Piedras Mágicas: Esmeralda

La esmeralda es una variedad del berilo, un mineral ciclosilicato que contiene berilio y aluminio en grandes proporciones y cromo y vanadio en menor cantidad. La esmeralda es una piedra preciosa de color verde muy característico, siendo a su vez cristalina. Es una cualidad que solo posee la esmeralda.

Su color no solo es llamativo desde el punto de viste estético. También posee grandes propiedades mágicas que hacen que la esmeralda sea una piedra muy valorada en el mundo del esoterismo. Su interior, sin embargo, es quizás más poderoso todavía.

Piedra Mágica: Esmeralda

Usos esotéricos de la esmeralda

La esmeralda tiene propiedades sobre el amor, aunque a diferencia de la mayoría, esta piedra no actúa para atraer el amor en sí. La esmeralda es utilizada para corregir los episodios violentos provocados por los celos o las infidelidades. En estos casos, ayuda a una reflexión interior sobre las consecuencias y desventajas de este tipo de actos. Ayuda a confiar más en nosotros mismos y a impedir que algunas situaciones nos rebasen. Muchas parejas sutilizan la esmeralda para hacer su relación todavía mucho más fuerte e impedir que terceras personas la estropeen.

La esmeralda también tiene propiedades purificadoras. Nos ayuda a liberarnos de aquellos que nos hace sentir mal, que nos ata y nos oprime. Nos permite hacer un estudio exhaustivo sobre nuestra vida interior para encontrar el origen del problema y poder solucionarlo de raíz. Liberamos el estrés y cualquier remordimiento que podamos tener.

En cuanto al tema de carácter, la esmeralda es utilizada para conseguir honestidad. Nos permite ver el interior de las personas y conocerlas más a fondo así como descubrir quiénes son honestos y quiénes no. Es como una pequeña ventana al mundo que queda escondida sin que nadie sepa que existe, excepto aquellos que utilizan esta piedra mágica. Asimismo, ayuda a las personas a ser honestas consigo mismas y con los demás. Resuelve las dudas internas que podamos tener con nosotros y que nos bloquean. En ocasiones no sabemos qué es lo que queremos porque mezclamos la lógica con los sentimientos. La esmeralda nos ayuda a saber qué decisión es la prioritaria y la que nos hará realmente felices.

Piedra Mágica: Esmeralda

Por otro lado, la esmeralda tiene efectos impulsores de las decisiones. Hace que las personas sean más decididas y tengan mayor fe en ellas mismas. Les aporta fuerza y autoestima para realizar cualquier misión, ya sea en el plano personal como profesional. Intenta tapar los miedos que surgen ante los nuevos cambios y los nuevos rumbos que toma la vida. No permite que esos miedos nos impidan disfrutar de cada momento y dar lo mejor de nosotros mismos.

Rituales con la piedra Esmeralda

Los días de lluvia y las noches son los mejores momentos para realizar rituales con esmeralda. Uno de los rituales más usados es este que os comentamos a continuación. Sirve tanto para atraer el aspecto de la honestidad como para hacernos más fuertes y decididos. Para ello, necesitaremos varias especias que usaremos para las plegarias que realizaremos sobre la esmeralda. Dejaremos reposar durante una semana la esmeralda en un lugar donde reciba directamente la luz de la luna. Después la cubriremos con un pañuelo para que se concentren todas las energías y echaremos las especias mientras recitamos lo que queremos conseguir. Bañaremos la esmeralda con agua y la mezcla la pondremos junto a nuestra cama. Cada noche, la Luna nos concederá nuestros deseos cuando entre en contacto con la esmeralda.

Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente