miércoles, 4 de mayo de 2016

Árbol Mágico: Haya

El haya es un árbol caducifolio perteneciente a la familia de las fagáceas. Es de gran tallo y de tronco grueso y recto. Conserva su corteza lisa durante toda su vida, de color gris o blanquecino. El haya crece sobre terrenos frescos y fértiles, aunque también es posible que sobrevivan en suelo silíceos. En España podemos encontrar hayas en Tarragona, Segovia, Guadalajara, León, Asturias, La Rioja, Madrid, etc.

Es un árbol impactante desde el punto de vista estético. Llama la atención por su tamaño y robustez, además de por el colorido de sus hojas. Pero aquellas personas que conocen más a fondo el mundo esotérico, pueden observar directamente sus propiedades mágicas y, lo más extraordinario, sentir su magia con solo estar cerca de él. Esa es la cualidad más sobre saliente de este árbol mágico.

Árbol Mágico: La Haya

Usos esotéricos del haya

Una de sus principales propiedades es la de protección. Protege a las personas frente a  cualquier situación adversa, ya sea de mayor o menor importancia. Nos aleja de las malas energías y crea como una burbuja invisible a nuestro alrededor para que nada ni nadie nos lastime. Sentiremos esa fuerza inmediatamente, sintiendo una energía positiva que impide la entrada de agentes externos malignos. Nos protege frente a enfermedades, daños sentimentales, daños materiales, espíritus malignos, etc.

Por otro lado, el haya tiene propiedades positivas sobre la salud de nuestro cuerpo. Es útil para aliviar problemas de respiración, bronquitis, asma, gripe, resfriados, faringitis, etc. También ayuda a combatir la diarrea y la tuberculosis. Una vez que elimine a las bacterias o virus que están provocando estos problemas, rápidamente creará esa barrera invisible para protegernos frente a estas enfermedades.

Las propiedades mágicas del haya también ayudan a sentirnos alegres y vitales. Como ya hemos dicho, con tan solo acercarte al árbol sientes esa magia que te llena de vida en tu interior. Te hace ver la vida de una forma más positiva y te lanza a probar nuevos retos, de los cuales saldrás airoso. Quita los miedos e impulsa las ganas por alcanzar los sueños. Es como si supiéramos que algo va a salir bien a ciencia cierta y vamos a por ello con todas las ganas. El resultado, evidentemente, es positivo.
Al igual que las características del haya, nos hacemos más fuertes y seguros gracias a sus propiedades. Nos armamos de valor para tomar decisiones importantes o para romper con la monotonía. No nos preocupan las consecuencias porque tenemos claro que conseguiremos superarlas.

Árbol Mágico: La Haya

Rituales con el haya

Las partes más mágicas del haya son su tronco y corteza y sus hojas. Se usan de forma indiferente. Si usamos las hojas, haremos un ritual al aire libre. Nos serviremos de velas mágicas, sal y limón. Encenderemos las velas mientras dejamos reposar las hojas junto a la sal y el limón. Después envolveremos en las hojas un papel con nuestros deseos y los cerraremos con la llama de las velas. Después lo colocaremos sobre la palma de la mano y lo soplaremos para que el viento se lleve la hoja. Dejaremos encendidas las velas hasta que se consuman, beneficiándonos de la conexión establecida.

En cuanto a la corteza, se utiliza más para rituales frente a las enfermedades. Se suelen colocar sobre la parte del cuerpo dañada y rociarla con agua. Iremos secando el cuerpo mediante el calor de las velas a la vez que la corteza comienza a entrar en contacto con la piel y nos protege.


Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente