sábado, 2 de abril de 2016

Piedras Mágicas: Diamante

El diamante se puede considerar como la piedra mágica por excelencia. Es el máximo nivel de las piedras y los cristales, ofreciendo una relación espiritual con la vida y mundo terrenal. Es una piedra de gran poder que actúa tanto para los temas mundanos como para los espirituales. Para poder beneficiarnos de este poder, el diamante necesita brillar y lucirse a la vista de todos, no estar guardado o escondido. Es un elemento son signos de mandato y liderazgo que ayuda a sus “discípulos” a seguir el camino correcto.

El diamante aporta responsabilidad y a su vez suerte. Es una piedra de tan alto poder que solo unos pocos se pueden beneficiar de sus propiedades y con un carácter fuerte que no todo el mundo está preparado para soportar. La máxima fuerza del diamante se encuentra en sus dos centros energéticos y en la coronilla. Colocado sobre la coronilla, proporciona una visión más abierta y despierta la sabiduría. Si se coloca por el plexo solar, estará potenciando la personalidad y estará estrechando los lazos de unión entre la parte física y mental.

  Piedra Mágica: diamante


Poderes espirituales de los diamantes

El diamante es una fuente de energía y vitalidad, que impulsa el deseo de vivir y la fuerza de voluntad. No obstante, no se engloba dentro de las piedras mágicas curativas. También se usa para reducir el estrés, el nerviosismo y la angustia. Además, ofrece un equilibrio entre el estado emocional y mental. Ayuda al ser humano a alcanzar sus objetivos o al menos a saber visualizarlos a la vez que garantizar nuevas experiencias, emociones y sentimientos.

Otro de los grandes usos del diamante en el terreno del esoterismo, es su capacidad para mejorar la situación económica de las personas. Pero no solo eso. También es uno de los motivos del reconocimiento profesional y del prestigio. Es un amuleto mágico que saca lo mejor de cada uno en cada situación. Es un fuente inmensa de riqueza, ya no solo a nivel de dinero sino también a nivel personal.

En cuanto al amor, el diamante no es la principal piedra mágica del amor. No obstante, sí tiene pequeños poderes para evocar relaciones sentimentales. Es utilizada en rituales para conseguir estabilidad y continuidad. Ayuda a deslumbrar y conquistar pero necesita del impulso de la observación y la contemplación. Ayuda a transmitir los sentimientos y a generar situaciones más propicias al amor.

  Piedra Mágica: diamante


Rituales con diamantes

Los diamantes ya tienen fuerza por sí solos. Simplemente se puede potenciar su poder agregándole nuevos elementos en función de qué aspecto queremos resaltar. Por ejemplo, si queremos atraer al amor o cambiar algún aspecto de nuestra vida sentimental podemos optar por velas rosas o pañuelos rosas y/o blancos. Con estos tres elementos podemos crear rituales, como es encender tres velas rosas y fusionar la llama con el pañuelo, creando una fuerte unión. Después envolveremos el diamante en ese pañuelo y así potenciaremos su poder amoroso.

Para el dinero deberemos usar elementos de color amarillo u otras plantas o piedras mágicas. En la mezcla está la diferencia y el potencial del poder. Para la salud, el color más característico en rituales es el azul. Es el color de la pureza y la limpieza.


Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente