viernes, 25 de marzo de 2016

Ritual para Semana Santa: Velas en el Triduo Pascual

La Semana Santa es el momento de la consagración de la muerte y Resurrección de Cristo. Es la celebración más importante para la religión cristiana. Empieza oficialmente el Domingo de Ramos, día en el que se conmemora la entrada de Jesucristo a Jerusalén aclamado con palmas y ramas de olivo. Los días más importantes son el Jueves Santo y el Viernes Santo, cuando se celebra la última cena, la crucifixión y posterior muerte de Cristo. El Domingo de Resurrección o Pascua es el día de gozo, cuando Jesucristo vence a la muerte. Se trata de un día de renovación, de cambio, un punto de inflexión para cambiar actitudes en la vida. La Semana Santa es un tiempo de espiritualidad muy elevada, de energía y oración. Por ello, puedes realizar algún ritual de paz y reflexión, para encontrar la armonía y el sosiego, y, a la vez, que sea como una purificación y renovación para empezar con optimismo la Pascua.

Puedes hacer el ritual de las velas. Se trata de un ritual que deberás hacer cada día durante la Semana Santa, para quemar lo negativo, purificarte y comenzar con buenas vibraciones la nueva etapa. Este ritual se centra en los días conocidos como el Triduo Pascual, es decir, en los días más importantes de la Semana Santa: el Jueves santo, con la última cena de Jesús; Viernes Santo con la crucifixión y muerte, Sábado Santo, con la conmemoración en el sepulcro y el Domingo de Resurrección, día de gozo y el inicio de la renovación.


Ritual para semana santa


El Jueves Santo deberás encender una vela negra, y colocar al lado un incienso de pino, que canalice la energía y equilibre la negatividad. Puedes colocar también una piedra pirita para fortalecer el magnetismo del ritual. En una hoja de papel escribe el símbolo de menos (-) y quémalo con la vela negra, diciendo en voz alta la siguiente frase: “en este día de pena y dolor, que se aleje de mí y de los míos, todo lo que no sea Paz y Amor”

El Viernes Santo deberás encender también una vela negra y quemar el mismo papel, pero encendiendo un incienso de rosas, que comience a disipar la mala energía. La pirita puedes colocarla también para fortalecer el ritual. De nuevo, pronuncia la frase: ”en este día de pena y dolor, que se aleje de mí y de los míos, todo lo que no sea Paz y Amor”. Al finalizar, apaga la vela negar y enciende una vela blanca durante un par de minutos.

El Sábado Santo el ritual empieza a ir por el camino más positivo. Escribe el símbolo de sumar (+) en una hoja de papel. Coloca una piedra pirita y una ágata en los dos extremos superiores de la superficie. Enciende una vela blanca y al quemar el papel, pronuncia la siguiente frase: “en este día de Gloria, en estas horas de alegría, que todo lo malo de mí se aleje, y no me falte salud, dinero y alegría”. A continuación, apaga la vela blanca y enciende una roja durante un par de minutos.

El Domingo, para finalizar el ritual, y comenzar la nueva etapa con optimismo y purificado de todo lo anterior, coloca las piedras de nuevo, enciende la vela blanca al anochecer y, sin quemar nada, pronuncia la frase del día anterior: “en este día de Gloria, en estas horas de alegría, que todo lo malo de mí se aleje, y no me falte salud, dinero y alegría”. Apaga la vela y prende una esencia de azucena, que otorga paz, favorece la armonía y fomenta el inicio optimista de una nueva etapa.


Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente