martes, 15 de marzo de 2016

Plantas Mágicas: Lavanda

La Lavanda es una planta rústica que se encuentra en terrenos arenosos, áridos, fluviales y pedregosos. Se adapta perfectamente a cualquier situación climática típica del clima mediterráneo. El nombre de Lavanda procedente del latín y significa lavar, refiriéndose al uso de esta flor en las bañeras como elemento aromatizante y como elemento de pureza. En la antigua Roma, Lavanda estaba dedicada a la diosa Vesta y a sus vírgenes sagradas llamadas vestales. Usaban esta planta para decorar su cabello para las ceremonias. De esta tradición, se comenzó a usar la Lavanda para aromatizar las camas y la ropa de las mujeres recién casadas, con el objetivo de minimizar y suavizar sus temores en la primera noche de casadas.

Planta mágica: Lavanda

Lavanda como Planta Mágica

La Lavanda tiene propiedades mágicas sobre la felicidad, el amor y la paz interior. Es considerada como un amuleto para espantar a los demonios y  mejorar la fertilidad en pareja. Es más, antiguamente se tenía la creencia de que esta planta mágica, si la mujer la sujetaba durante el parto, estaría impulsando el alumbramiento de su bebé.

La Lavanda se usa en rituales para eliminar la culpabilidad de la infidelidad y para mejorar las relaciones amorosas entre esposos. También es habitual su uso para mejorar el estado de ánimo y desprenderse el negativismo y el pesimismo. Con ella se busca una vida más serena y sosegada.

Como planta mágica, se usa para preparar sacos pequeños con las hojas de la misma y así conseguir purificar los espacios cerrados. Se usa sobre la ropa o las superficies para combatir la humedad y la atracción de polillas, mosquitos, moscas y hongos. También es un buen purificador de la energía, por lo que muchas personas la colocan en sus casas para acabar con las energías negativas.

Según la leyenda, en un principio la lavanda no tenía olor ningún hasta que la Virgen María uso esta planta para secar los pañales del Niño Jesús. En este momento adquirieron un perfume embriagador.

Planta mágica: Lavanda


Por otro lado, la Lavanda es una planta con propiedades curativas y antisépticas. En el pasado, era usada por los grandes guerreros para crear sustancias esenciales para la cicatrización de sus heridas o quemaduras y para aliviar los dolores musculares que pudiesen contraer. Además, lavanda también tiene propiedades mágicas sobre el sueño, ayudando a conciliarlo de forma temprana y teniendo un sueño profundo.

Uno de los mayores usos esotéricos de la Lavanda es guardar sus flores ya secas en una bolsa pequeña de tela blanca, cerrarla mediante un lazo también de color blanco y dejarla debajo de la almohada. De esta forma estaremos atrayendo el éxito y la felicidad y alejando las vibraciones negativas.

Rituales con Lavanda

Un ritual para beneficiarse de los poderes mágicos de la planta Lavanda es introducir un pañuelo blanco en agua durante un día aproximadamente. Después en un espacio libre, con las ventanas abiertas, sacaremos el pañuelo y dejaremos reposar el agua mientras nos echamos unas gotas de aceite de lavanda sobre  las manos y el cuello. Posteriormente verteremos parte del agua sobre nuestra cabeza mientras alejamos con la mente las cosas negativas, los malos olores y todo aquello que nos angustia. Para atraer la buena suerte, deberemos quemar con una vela blanca el pañuelo que habíamos metido en agua.

Otro ritual se deberá realizar sobre una almohada en la que hayamos metido ramas de lavanda. Escribiremos sobre ellas todas las cosas buenas que queremos tener como puede ser paz, salud, amor… y la bendeciremos con unas gotas de lavanda. Cada noche al irnos a dormir, sentiremos la fuerza de esas palabras.

http://www.tiendaesotericadefatima.com/hierbas/68-lavanda.html

Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente