miércoles, 16 de noviembre de 2011

Plantas Mágicas: Té


El acto de prepararlo y tomarlo supone en sí todo un ritual de enormes beneficios físicos y hasta espirituales.

Según dicen, hace más de 4.000 años el emperador chino Shen Xung estaba descansando a la sombra de un árbol de té silvestre cuando una brisa agitó sus ramas y sus hojas fueron a caer en el agua que estaba hirviendo. De este modo nació una bebida tan beneficiosa como el té, de hecho la más consumida del mundo tras el agua por sus beneficios.

Beber té forma parte de las costumbres ancestrales de los países más poblados del mundo y de aquellos con una tradición espiritual más arraigada (en muchos lugares la preparación del té tiene un gran componente religioso).


Algunas de sus Propiedades:

Los buenos efectos para la salud del té provienen de la combinación de sus tres elementos básicos:
  • Cafeína. Al ser una sustancia estimulante ayuda a perder peso, de hecho acelera el proceso de termogénesis o generación de calor en el cuerpo (clave en la pérdida de peso). Es cierto, también, que tiene efectos secundarios pues eleva los niveles de insulina y los de azúcar en la sangre, pero el contenido de cafeína es mucho menor que el de una taza de café, por ejemplo.
  • L-teanina. Se trata de un aminoácido que contrarresta los posibles malos efectos de la cafeína. Es decir, permite que ésta estimule nuestro cerebro pero sin las palpitaciones ni excitación excesiva de otras bebidas con cafeína. Además, influye en la dopamina y los niveles de serotonina del cuerpo, que nos proporcionan sensación de saciedad y también de placer y bienestar contrarrestando la ansiedad, el estrés y la tensión.
El té es un potente estimulante cerebral por su contenido en cafeína y, además, es muy sano por los taninos catéquicos y los derivados polifenólicos como los flavonoides, que según estudios recientes previenen la aparición de la diabetes, las cataratas y hasta el sobrepeso y, además, protege de infecciones y de enfermedades autoinmunes.

Y por si fuera poco, además, el té contiene flúor, que protege los dientes contra las caries.

Variedades:

  • Te Verde: Ya en la Antigüedad este té era muy estimado por sus propiedades rejuvenecedoras y aportan energía. Sus hojas sufren una oxidación mínima y contiene niveles más altos de polifenoles o antioxidantes de origen vegetal. Es un té muy diurético, por lo que se aconseja en los casos de retención de líquidos.
  • Te Rojo o 'pu-erh': Es en realidad un té verde que adquiere sus características después de un proceso de maduración y oxidación. Sus grandes hojas son comprimidas y se almacenan en barricas durante años (hasta 50 o 60). Este té ayuda a quemar grasas, regula el colesterol, facilita la digestión, desintoxica y depura.

  • Te Negro: Es el más clásico y rico en cafeína. Se ha demostrado que junto al oolong es el té más eficaz a la hora de prevenir enfermedades de tipo cardiaco y relacionadas con la hipertensión. Protege el corazón porque ayuda a disminuir la presión sanguínea.

  • Te Blanco: Es un té de lujo por sus cualidades excepcionales. Es el menos procesado que existe (sus hojas no pasan por el proceso de oxidación) y se caracteriza por su sabor natural, muy suave, por ser más dulce que los otros, por tener menos concentración de cafeína y por su gran cantidad de antioxidantes. Su producción está restringida a una zona de China y no llegó a Occidente hasta los años 90.

Gracias por estar siempre conmigo.
Un fuerte abrazo.

Si quieres saber más de mí, puedes visitar mi página personal en: http://www.tarotdefatima.com/



Fátima Molina Tarotista y Vidente
806 535 237
932 996 107
www.tarotdefatima.com

Fatima Molina Tarotista y Vidente